Luces: La Radio... Iluminando tu vida. Lecturas diarias, música cristiana y más...

www.luceslaradio.org

jueves, 24 de marzo de 2011

Lecturas bíblicas y explicada para el día jueves 24 de marzo


Jer 17, 5-10

5 Así dice Yahveh: Maldito sea aquel que fía en hombre, y hace de la
carne su apoyo, y de Yahveh se aparta en su corazón.
6 Pues es como el tamarisco en la Arabá, y no verá el bien cuando
viniere. Vive en los sitios quemados del desierto, en saladar inhabitable.
7 Bendito sea aquel que fía en Yahveh, pues no defraudará Yahveh su
confianza.
8 Es como árbol plantado a las orillas del agua, que a la orilla de la
corriente echa sus raíces. No temerá cuando viene el calor, y estará su
follaje frondoso; en año de sequía no se inquieta ni se retrae de dar fruto.
9 El corazón es lo más retorcido; no tiene arreglo: ¿quién lo conoce?
10 Yo, Yahveh, exploro el corazón, pruebo los riñones, para dar a
cada cual según su camino, según el fruto de sus obras.

Mi confianza... ¿en quién?

Muchas veces cuando estamos en situaciones de tensión, dificultades en el trabajo, hogar, estudios y hasta en la mismas iglesias, depositamos toda nuestra confianza en ese “amigo/a” que solo le interesa sacar provechos a las diferentes circunstancia y solo le interesa Él, y el Señor es claro, por medio del profeta nos dice que todo lo que somos y representamos debemos dejarlo en las manos del Señor, pero no solo eso nos dice, no basta con confiar en nuestro padre Celestial, nos aclara el Señor, que Él explora nuestro corazón, es decir que nos examina de forma particular, nos conoce del todo, para así el poder concedernos según el camino que se ha elegido, según nuestras acciones... aquí una respuesta al gran misterio ¿me cansó de pedir al Señor y no veo su respuesta? Perdemos el tiempo buscando las soluciones a nuestras necesidades de toda índole, económicas, se pasa todo el tiempo jugando lotería, loto, palé, cacino, bingo, y un sinnúmero de juegos de azar con la esperanza de ser agraciado y salir de la “hoya” económica que se tiene, eso es confiar en los hombres, como también lo es, ir a donde un adivino, brujo, el horoscopo, lectura de la taza, o establecer una relación de unión de pareja, ya sea “amancebado”, casado por civil o por la iglesia, con la intensión también de resolver los problemas económico que se tiene... Dios es claro, la confianza debe ser en Él, pero acompañada de un accionar conforme a sus preceptos, para agradarle al Señor...

Salmo responsorial: 1
Dichoso el hombre que ha puesto su confianza en el Señor.
Dichoso el hombre / que no sigue el consejo de los impíos, / ni entra por la senda de los pecadores, / ni se sienta en la reunión de los cínicos; / sino que su gozo es la ley del Señor, / y medita su ley día y noche. R.
Será como un árbol / plantado al borde de la acequia: / da fruto en su sazón / y no se marchitan sus hojas; / y cuanto emprende tiene buen fin. R.
No así los impíos, no así; / serán paja que arrebata el viento. / Porque el Señor protege el camino de los justos, / pero el camino de los impíos acaba mal. R.
Lucas 16,19-31

19 «Era un hombre rico que vestía de púrpura y lino, y celebraba
todos los días espléndidas fiestas.
20 Y uno pobre, llamado Lázaro, que, echado junto a su portal,
cubierto de llagas,
21 deseaba hartarse de lo que caía de la mesa del rico... pero hasta los
perros venían y le lamían las llagas.
22 Sucedió, pues, que murió el pobre y fue llevado por los ángeles al
seno de Abraham. Murió también el rico y fue sepultado.
23 «Estando en el Hades entre tormentos, levantó los ojos y vio a lo
lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno.
24 Y, gritando, dijo: “Padre Abraham, ten compasión de mí y envía a
Lázaro a que moje en agua la punta de su dedo y refresque mi lengua,
porque estoy atormentado en esta llama.”
25 Pero Abraham le dijo: “Hijo, recuerda que recibiste tus bienes
durante tu vida y Lázaro, al contrario, sus males; ahora, pues, él es aquí
consolado y tú atormentado.
26 Y además, entre nosotros y vosotros se interpone un gran abismo,
de modo que los que quieran pasar de aquí a vosotros, no puedan; ni de ahí
puedan pasar donde nosotros.”
27 «Replicó: “Con todo, te ruego, padre, que le envíes a la casa de mi
padre,
28 porque tengo cinco hermanos, para que les dé testimonio, y no
vengan también ellos a este lugar de tormento.”
29 Díjole Abraham: “Tienen a Moisés y a los profetas; que les oigan.”
30 El dijo: “No, padre Abraham; sino que si alguno de entre los
muertos va donde ellos, se convertirán.”
31 Le contestó: “Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se
convencerán, aunque un muerto resucite.”»

La conversión está en el querer...

El mensaje detrás de la historia, de este relato es que la conversión a Dios está en tú querer. Por mas mensajes de conversión, predicas, palabras bonitas, retiros, formación doctrinal, curso bíblico, lectura de la palabra, de mensajes de conversión, está en tu querer, Jesús no actúa en tu vida, si tu lo invitas, si no te arrepientes de corazón, si no desea erradicar de una vez por toda esas malas prácticas que le desagradan al Señor, tu sabes como anda tu situación y relación con Dios, en que le está fallando, en que le desagrada, pero para cambiar ese estilo de vida de pecado, tienes que tomar una decisión y sin mirar atrás, sin retornar, porque ya está decidido de seguir a Cristo, yo lo hice, lo sigo, pero en mi hubo primero un querer, sí un querer tener una vida nueva, paz, armonía, comenzando con mi tranquilidad, serenidad, para todo lo que hago en mi vida, trabajarlo en armonía, equilibrio... pero todo comenzó con un querer de que Jesús sea el Señor de mi vida, primero Él y después el resto, esta es la invitación de Él, para que lo reciba, y deje que el sea el centro de tu vida, como lo es en la mía...

Oración.

Padre de la bondad, de amor verdadero, en este día deseo que mi vida gire en torno a ti, quiero que entre en mi corazón y tome posesión de Él, cual gobernante asume un país, un gobierno, así quiero yo, que gobierne mi vida y perdone todas las faltas que he cometido en contra de ti y de mis semejantes y que me han apartado de tu camino. Hoy quiero que tu seas parte de mi vida, que se el centro de mi ser y acontecer. Te lo pido en nombre de tu hijo Jesús. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada